Si estás en el mundo de las redes sociales y de la escalada, estoy seguro de que te sonará la palabra «eficiencia en la escalada» parece que es un término que está de «moda» últimamente. Pero… ¿Realmente conoces el significado de esta palabra y la importancia que tiene en la escalada?

¿QUÉ ES LA EFICIENCIA?

La mejor forma de definir la eficiencia es explicando la diferencia que existe entre eficiencia y eficacia. Aunque ambos conceptos nos harán llegar a nuestro destino, la diferencia está en como llegamos.

Imagínate que estás en una carretera llana sin ningún elemento que te impida desplazarte. Si tuvieras que ir de un punto a otro, la forma más rápida de llegar sería ir en línea recta, pero también puedes llegar en zig-zag o haciendo espirales. En cualquier caso, llegarás a tu destino. Ambas formas son eficaces. Pero tardarás menos en línea recta que haciendo eses. Por lo tanto, ir en línea recta es más eficiente.

LA IMPORTANCIA DE LA EFICIENCIA EN LA ESCALADA

En resumen, la eficiencia siempre implicará un gasto energético menor ante un gesto concreto.

En este deporte, el nivel de la técnica puede influir en la demanda de energía, hasta tal punto que los escaladores principiantes presentan una economía de movimiento menor que la de los atletas de élite (Saunders et al. 2004). Por lo tanto, esto da pie a pensar que una mayor economía de escalada puede ser más importante para el rendimiento de escalada que la mejora de los sistemas energéticos (Bertuzzi et al. 2007).

Y para conseguir esto no existe ningún secreto. Esto sólo se consigue con la práctica, con años de experiencia, siguiendo un entrenamiento sistematizado, acumulando metros y metros de roca, de distintos tipos de roca, distintas disciplinas, escaladas en rocódromo, y por supuesto, implicación y ganas de mejorar. Todo esto es lo que conduce a una mejor economía.

¿Y, qué nos ayuda a tener una mejor eficiencia? Dos adaptaciones importantes: un menor gasto energético y la mejora del uso de las vías metabólicas.

Baláš, J. et al. (2014b) afirma que los escaladores con mayor grado escalado son capaces de consumir hasta 1/5 menos de energía que los escaladores con menos nivel o principiantes, y esto es justificado gracias a una mejor economía del movimiento. Además, los escaladores con mayor nivel son capaces de depositar más carga sobre los pies, lo que se asocia con demandas fisiológicas más bajas (V̇O2 y FC), compensando así los requerimientos de fuerza en miembros superiores.

En una revisión sistemática de Saul D. et al. (2019), el autor afirma que los escaladores de élite tienen menos concentraciones de lactato en sangre que los escaladores de menor nivel. Llegando a la conclusión con lo mencionado anteriormente. Estos escaladores han podido mejorar el uso de sus vías metabólicas en concreto del metabolismo aeróbico y anaeróbico aláctico.

CONCLUSIÓN

La dificultad general para escalar se clasifica generalmente por una combinación de factores como la inclinación de la pared y el número de presas, así como su tamaño y forma. Por lo tanto, se debe considerar la inclinación de una pared un factor importante que resulta en un aumento de la respuesta fisiológica.

La escalada en desplome o en un muro inclinado implica un considerable grado de tiempo empleado en la contracción estática de las extremidades superiores y la parte superior del cuerpo que pueden deteriorar la ventilación pulmonar y por tanto transporte de oxígeno (Booth et al., 1999; y España-Romero et al., 2009).

Las conclusiones anteriores refuerzan la importancia de  “SABER ESCALAR”, al existir una relación entre la inclinación de la pared y la demanda fisiológica de una escalada. Es importante que dediques tiempo (especialmente en tus primeros años de inicio en este deporte) en aumentar la capacidad técnica ya que parece compensar en cierta medida el aumento de la demanda a través de una economía de ejercicio mejorada que a su vez conduce a un mayor tiempo hasta el agotamiento y una mejora en el rendimiento.

¿Estas conclusiones pueden ser un motivo más para que dediques tiempo a aumentar tu capacidad técnica?

¡Nunca es tarde para empezar a hacer las cosas bien!

¿Te ha parecido interesante este artículo o tienes alguna duda? 

Ahora puedes compartirlo con quien creas que pueda ayudarle o preguntarme lo que necesites. 

REFERENCIAS

  • Baláš, J., Panáčková, M., Strejcová, B., Martin, A. J., Cochrane, D. J., Kaláb, M., … & Draper, N. (2014). The relationship between climbing ability and physiological responses to rock climbing. The Scientific World Journal, 2014.

  • Bertuzzi, R. C., Franchini, E., Kokubun, E., & Kiss, M. A. P. D. M. (2007). Energy system contributions in indoor rock climbing. European journal of applied physiology, 101(3), 293-300.

  • España-Romero, V., Porcel, F. B. O., Artero, E. G., Jiménez-Pavón, D., Sainz, A. G., Garzón, M. J. C., & Ruiz, J. R. (2009). Climbing time to exhaustion is a determinant of climbing performance in high-level sport climbers. European journal of applied physiology107(5), 517-525.

  • Saul, D., Steinmetz, G., Lehmann, W., & Schilling, A. F. (2019). Determinants for success in climbing: A systematic review. Journal of Exercise Science & Fitness17(3), 91-100.

  • Saunders PU, Pyne DB, Telford RD, Hawley JA (2004) Factors affecting running economy in trained distance runners. Sports Med 34:465–485